A caballo entre junio y julio, nuestro grupo de Su Alai celebró su campamento en Izarza, a pocos kms de Vitoria-Gasteiz, pero con toda la intensidad de una grandiosa aventura. 

Fuero 38 los niños/as y jóvenes participantes, que acompañados de un equipo de jóvenes creativo y comprometido, vivieron todo lo que una experiencia de campamento aporta: compañerismo, juego, valores, naturaleza, fe, amistad, cercanía. 

Las medidas covid se guardaron con mucha responsabilidad en todo momento, y la experiencia fue todo un momentazo para estos jóvenes que pronto regresarán a sus actividades de sábado a la tarde. 

La comunidad escolapia nos hicimos presentes, Israel y Fernando en el montaje de toda la infraestructura, y Juanjo y Juancar en la eucaristía del domingo. Pero los que trabajaron con verdadero entusiasmo fueron los monitores y monitoras, que en todo momento estuvieron compartiendo y haciendo que los chavales vivieran la experiencia como si de una nueva familia se tratase. Al menos así nos lo contaron los propios protagonistas.

Aviso Legal - Política de privacidad