La última mejora en nuestra parroquia de Espíritu Santo se ha realizado a primeros de agosto: unas placas absorbentes de sonido han mejorado notablemente la acústica del templo. Era un problema antiguo la mala acústica de este recinto, especialmente cuando hay pocas personas en la iglesia. Unas placas cuadradas en el techo y unas bandas en las paredes han hecho el milagro, y la reverberación ha descendido a niveles normales. 

Durante este año se han ido haciendo pequeñas mejoras en la parroquia con la finalidad de optimizar espacios y favorecer la vida de la comunidad, tanto en la liturgia como en sus actividades de evangelización y de acción social. 

  • Se abrió una ventana para dar visibilidad al despacho parroquial.
  • Se arregló la caldera de calefacción de los locales de Florida 94, varios de los cuales fueron pintados y reacomodados a nuevos usos, sobre todo del proyecto Ojalá de Alfabetización. También aquí se han recolocado baldosas en la entrada. 
  • Se adecuaron estanterías en uno de los locales para el Banco de Alimentos. 
  • Se reubicaron bancos y plataforma para la sede, en una disposición en forma de U para favorecer la cercanía. 
  • Se han barnizado puertas exteriores y también las maderas del presbiterio. 
  • Se ha renovado el dispositivo informático para las presentaciones.

Y todo esto se suma a los miles de detalles de muchas personas que cuidan la iglesia con inmenso cariño y a los que nunca les agradeceremos suficientemente. 

 

 

 

Aviso Legal - Política de privacidad